Data Centers verdes: la información que consumes ahora puede ser sostenible

Como comprador, habitualmente puede elegir entre etiquetas que certifican que un producto está libre de químicos (Certified Organic), aquellas que informan sobre su composición genética (No-OGM) y otras que indican el efecto en los ecosistemas tropicales (Shade Grown). Ahora puede comenzar a encontrar una etiqueta que certifique que su tráfico diario de Internet también es sostenible.

En Suecia han desarrollado la etiqueta "Datos libres de fósiles". Sus creadores confían en que no solo empujará a los consumidores a hacer clic en las empresas que procesan su información con energía verde, sino que también atraerá más centros de datos a la economía baja en carbono de Suecia. "Este es un paso importante para lograr que una industria, que utiliza cantidades masivas de energía a nivel mundial, comience a tomar una dirección más sostenible", dice Christoffer Svanberg, director de sostenibilidad de Node Pole, un grupo comercial de centros de datos con sede en el norte de Suecia que propone la nueva etiqueta. "La industria del centro de datos es una bestia eléctrica, y tenemos que empezar a tomar estas cosas más en serio".

¿Qué implica esta etiqueta verde?

La cantidad de energía utilizada para almacenar y transmitir los datos del mundo es equivalente a las necesidades de energía del sexto país más grande del mundo, aproximadamente tanto como Rusia o Canadá. Se espera que esa cifra aumente a la tercera más grande en 2028, dice Svanberg citando cifras de la Agencia Internacional de Energía. Svanberg expresa que la nueva etiqueta "Datos sin fósiles" ayudará a los consumidores a tomar decisiones informadas sobre el tipo de energía que utilizan los sitios web y las aplicaciones móviles que utilizan todos los días. Las compañías que ganan la etiqueta también podrían usarla para promocionar sus proyectos de energía verde a los inversores con conciencia social.

Tiene sentido que Suecia esté impulsando la etiqueta, ya que la nación nórdica se ha convertido en un líder en la atracción de centros de datos a gran escala, docenas de los cuales han sido atraídos por el abundante clima hidroeléctrico y frío de la región que hace que sea más barato mantener los servidores que consumen mucha energía. Las empresas de tecnología también han encontrado pastos de energía verde en los vecinos Noruega (hidroeléctrica), Dinamarca (viento) e Islandia (geotérmica). "Sí, la etiqueta es una forma de decir: 'Los países nórdicos son un área donde esto es posible”, dijo Svanberg.

Para obtener la etiqueta, las empresas deben ejecutar sus centros de datos con energía 100% renovable y cumplir con las medidas de eficiencia energética y computación diseñadas por Infrastructure Masons, un grupo profesional de TI.